05 mayo 2008

[ cotidiana ]

había sido distante. una mañana descubrió que lavábamos los platos de la misma forma. "lo aprendí en un libro sobre las 50 cosas que pueden hacer los niños por el medio ambiente". su sonrisa infantil quebró todas sus barreras, las mías también.

3 comentarios:

vinilica vegana dijo...

era eso o un episodio del capitán planeta...

Palbo dijo...

Cuento breve:

Mr. Firglebinkle me pidió que le cuide la casa hasta que regrese. Me dio un manojo de llaves y me advirtió: nunca utilices la llave dorada, nunca abras la puerta trasera. Cuando volvió, le devolví las llaves intactas.

Guille dijo...

A veces lo cotidiano nos lleva la rutina. Pienso que la rutina hay que saber variarla día a día, sino nos aburrimos y todo va para atras, es decir nos desgastamos.
Besos Guille